foto fitness

Mejora tu entrenamiento: ¿Cardio o máquinas primero?

Seguramente te has preguntado en alguna ocasión cuál es la forma correcta de hacer tu entrenamiento: si empezar con cardio o con máquinas de fuerza. Esta es una duda muy habitual entre quienes frecuentan el gimnasio y quieren mejorar su rendimiento físico. En este artículo, te contaremos cuál es la mejor opción y por qué.

¿Qué se hace primero, cardio o máquinas?

La respuesta a esta pregunta no es única. De hecho, depende de tus objetivos y de tu forma física actual. Lo que sí podemos decir es que, para la mayoría de los casos, lo recomendable es hacer primero cardio y, después, máquinas.

El motivo es que, al inicio de la sesión, nuestro cuerpo no está suficientemente calentado como para comenzar con máquinas de fuerza. Si lo haces, existe el riesgo de lesionarte, porque tus músculos aún no están preparados para soportar peso.

joven-deportista-dedicada-ejerciendo-flexiones-entrenamiento-deportivo-club-salud-copiar-espacio.jpg

En cambio, si empiezas por una sesión de cardio, lograrás activar el flujo sanguíneo, elevar la temperatura de tu cuerpo y, a la vez, acostumbrar a tus músculos a la actividad física. De esta forma, cuando pases a hacer las máquinas, estarás más preparado para trabajar con pesos.

Por supuesto, esto no significa que tengas que hacer una hora de cardio antes de empezar a levantar pesas. Con 10-15 minutos bastará para acondicionar tu cuerpo y evitar lesiones.

Beneficios del cardio antes de las máquinas

Hacer cardio antes de máquinas te proporciona numerosos beneficios. Por ejemplo, te permite activar tu cuerpo, elevar la frecuencia cardíaca y el ritmo respiratorio. De esta forma, el flujo sanguíneo llega a tus músculos y órganos, lo que aumenta tu capacidad cardiorrespiratoria.

Además, el cardio te ayuda a quemar grasa de forma más intensa que las máquinas. Cuando hacemos ejercicio cardiovascular, nuestro cuerpo utiliza la grasa almacenada como fuente de energía. De esta forma, logramos quemar esa grasa más rápidamente.

Otro beneficio es que, al hacer cardio antes de las máquinas, tu cuerpo se adapta a la actividad física de forma gradual. De esta forma, evitas posibles lesiones por sobrecarga. Además, el cardio mejora la circulación y la oxigenación de tu cuerpo, lo que te permite entrenar por más tiempo y rendir mejor.

hester-ras-unsplash.jpg

¿Qué pasa si hago máquinas antes que cardio?

Como ya hemos dicho, hacer máquinas antes de cardio no es lo recomendado. Sin embargo, si lo haces, tu cuerpo no estará suficientemente preparado para soportar pesos y podrías sufrir lesiones. Además, el riesgo de fatiga muscular también es mayor, por lo que no rendirás tanto en la sesión.

En cualquier caso, si decides empezar con máquinas, hazlo siempre con pesos moderados y haz pausas entre series. De esta forma, protegerás tus músculos y el impacto será menos elevado.

Resumen

Si quieres mejorar y optimizar tu entrenamiento, lo mejor es empezar con cardio antes de pasar a las máquinas de fuerza. De esta forma, prepararás tu cuerpo adecuadamente, evitarás lesiones y lograrás una mayor eficacia en el ejercicio.

Recuerda que lo ideal es calentar adecuadamente tu cuerpo antes de realizar cualquier actividad física. Y si quieres más consejos para mejorar tu entrenamiento, no dejes de visitar nuestro blog, donde encontrarás información útil sobre las mejores máquinas de musculación para fortalecer tu cuerpo, las mejores máquinas de musculación para lograr tus objetivos fitness y bicicletas estáticas para ponerte en forma.

Te puede interesar:

Mejora tu rendimiento y salud con las bicicletas estáticas: guía completa
Potencia tus entrenamientos con las plataformas vibratorias: todo lo que necesitas saber
Optimiza tu entrenamiento: los mejores ejercicios de cardio y fuerza para lograr tus objetivos

FAQs

Para la mayoría de los casos, es recomendable hacer primero cardio antes de pasar a las máquinas de fuerza. Al principio de la sesión, tu cuerpo no está suficientemente calentado como para realizar máquinas de fuerza, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones. Empezar con una sesión de cardio te permite activar tu cuerpo, elevar la frecuencia cardíaca y acostumbrar a tus músculos a la actividad física. Esto te ayudará a evitar lesiones y preparar tu cuerpo de manera adecuada para trabajar con pesos.

Hacer cardio antes de las máquinas de fuerza tiene varios beneficios. Por un lado, activa tu cuerpo, eleva la frecuencia cardíaca y el ritmo respiratorio, mejorando tu capacidad cardiorrespiratoria. Además, te permite quemar grasa de forma más intensa que con las máquinas y mejora la circulación y oxigenación de tu cuerpo. También ayuda a adaptar tu cuerpo gradualmente a la actividad física, reduciendo el riesgo de lesiones por sobrecarga.

Si haces máquinas antes que cardio, tu cuerpo no estará suficientemente preparado para soportar pesos, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones. Además, la fatiga muscular puede ser mayor, lo que afectará negativamente a tu rendimiento en la sesión. Si decides hacer máquinas antes de cardio, se recomienda utilizar pesos moderados y hacer pausas entre series para proteger los músculos y reducir el impacto.

No es necesario hacer una hora completa de cardio antes de empezar a hacer máquinas de fuerza. Con 10-15 minutos de sesión de cardio es suficiente para acondicionar tu cuerpo y evitar lesiones. Este tiempo te permitirá elevar tu frecuencia cardíaca, activar el flujo sanguíneo y acostumbrar a tus músculos a la actividad física, preparándolos para el trabajo con pesos.

¿Eres profesional del deporte y buscas empleo?

#Empléate a fondo